Alessandra Ambrosio


Si usted se despierta en la mañana y siente a  veces que se ve algo cansada, que su cintura parece estar un par de centímetros mas gruesa, o que tiene una arruga que anoche no estaba, no se preocupe. No es la única. Alessandra Ambrosio tampoco está satisfecha con su aspecto. Así es, la modelo brasilera, rostro- y cuerpo- de Victoria’s Secret, y una de las mujeres mas admiradas y deseadas del mundo, mira a veces su parte posterior en el espejo y suspira con desilusión. “No tengo el típico trasero brasilero, redondo y perfecto”, asegura, “!Pero qué puedo hacer al respecto!”.
El resto le parece bien, y observándola de cerca en un estudio fotográfico en Nueva York, mientras un ejército de maquilladores, estilistas y peluqueros la prepararan para otra sesión de fotos, no queda mas que confirmar que todos los rumores sobre su legendaria belleza son ciertos.
En poco mas de una década de carrera, Alessandra, de 28 años, ha alcanzado todos los hitos inevitables de una supermodel: campañas para Guess?, Christian Dior, Giorgio Armani, Rolex y Calvin Klein, entre otras marcas; pasarelas para Oscar de la Renta, Vivianne Westwood, Ralph Lauren e Issey Miyake; apariciones en medio centenar de portadas de Vogue a GQ, de Arena a Rolling Stone; un sensual portafolio para el calendario Pirelli, y, por supuesto, su millonario contrato con Victoria’s Secret.
Poco después de ganar el concurso “Look” de Elite Models en Brasil,  a los 15 años, su sueño se hizo realidad. Primero fue contratada para convertirse en el rostro internacional de Guess?, la misma marca que una década anterior había lanzado la carrera de Claudia Schiffer, y antes de siquiera darse cuenta del vuelo que alcanzaba su carrera, se encontró trabajando de pronto junto a algunos de los nombres mas célebres de la industria, posando para Mario Testino o Patrick Demarchelier. Ni siquiera su relación con el empresario Jaime Mazur y el nacimiento de su hija, Anja Lousie, de apenas un año, han logrado detener su agitada agenda.
“Siempre paso Navidad y año nuevo en Brasil, y trato de quedarme ahí hasta el Carnaval. Ahí me reúno con mi madre, mi abuela, mi hija…cuatro generaciones de Ambrosios”.
-Con tanto viaje, ¿Cuál consideras tu hogar?
-Bueno, creo que Nueva York es mi hogar. Los Angeles también es mi hogar. Y Florianópolis. Cada vez que estoy en uno de estos sitios me siento como en mi casa.
-¿Todavía te entusiasma viajar?
-Me cansa, pero es parte de mi trabajo y eso es muy excitante. No adoro viajar, pero cuando lo hago siempre me divierto así que no me quejo.
-¿Cómo ha afectado la maternidad a tu vida y tu trabajo?
-Antes era como un pájaro libre, iba a donde me daba la gana. Ahora, con mi hija, tengo que pensar dos veces cada paso que doy. Lo que haga ya no solo me afecta a mi, sino también a ella. Antes me iba con una mochila a India o Tailandia, pero ahora prefiero ir a lugar mas seguros y apropiados para una niña de poco mas de un año. Otra cosa que ha cambiado son mis hábitos de compras. Ahora todo es para ella y nada para mi. Con una hija dejas de pensar en ti misma, dejas de ser el centro de tu universo. Tu hija se convierte en tu obsesión.
-¿Qué lecciones te gustaría que aprendiera de ti?
-Dignidad, respeto y buena educación. Quiero que mi hija sea una buena persona que trata bien a todo el mundo.
-¿Te gustaría que fuera modelo?
-Me gustaría que hiciera lo que quiera hacer. Me encantaría que hiciera algo relacionado con la música, porque es un área que me encanta, pero si quiere ser parte del mundo de la moda no tendría problemas. Quiero ser con ella como mi madre fue conmigo. Mi madre siempre me apoyo en todas mis decisiones.
-¿Desde el principio estuvo de acuerdo con que fueras modelo?
-Si. Tenia doce años cuando le dije que quería ser modelo. Al principio no sabia que hacer porque no sabia nada de este mundo, pero igual me apoyo y fuimos juntas a las primeras agencias. Estuvo siempre a mi lado. Cuando me mude de mi pueblo a Sao Paulo, ella fue conmigo. Y lo mismo después, cuando fui a Paris o Japón. Y así quiero ser con mi hija, esta a su lado en todas sus decisiones.
-Ese es un gran compromiso, una gran entrega…
-Si, como madre una se entrega totalmente.
-¿A los doce, que fue lo que te atrajo del modelaje?
-No se…la ropa, el maquillaje, el pelo, las fotos. Pasaba horas observando las fotografías en las revistas de moda, imágenes hermosas y atemporales. Eso quería hacer: fotos clásicas que perduraran en el tiempo.
-Creciste en la época en que las glamazonas- Linda, Cindy, Naomi- eran las estrellas…
-Si, las modelos de los noventas fueron muy importantes en mi decisión de convertirme en modelo. Cuando empecé, era el momento de Kate Moss, un estilo muy diferente al mío. Yo no calzo con el “heroin chic”; lo mío era mas sexy, mas femenino, mas brasilero.
-Luego trabajaste con Naomi Campbell en “Victoria’s Secret”.
-Así es. Cuando conocí a todas mis estrellas quede en shock. De pronto estaba trabajando con Laetitia Casta, participando en desfiles en Cannes junto a Stephanie Seymour, Karen Mulder, Naomi…las miraba y no podía creerlo. Era mi primera vez. No me atrevía a abrir la boca. Les pedí que nos tomáramos una foto juntas, como una fan. ¡Por eso quería ser modelo! ¡por esas chicas!.
-¿Cuál fue su actitud frente a las recién llegadas? ¿Eran protectoras o defendían su territorio?
–No creo que les haya importado mi presencia. Les deje en claro que lo único que sentía era admiración por ellas, y fueron muy amables conmigo. Heidi Klum siempre nos ayudaba, me dio muchos consejos sobre como enfrentar esta carrera.
-¿Qué paso con tu carrera después que te convertiste en parte de Victoria’s Secret?
-Esta es una gran marca en Estados Unidos, y creo que la mayoría de las modelos suenan con conseguir un contrato con ella. Puede transformar completamente tu carrera. De ser una simple modelo, te conviertes, de la noche a la mañana, en un nombre y una personalidad. Victoria’s Secret crea estrellas, mujeres a las que todo el mundo conoce solo por su primer nombre. Hay miles de modelos en Nueva York, pero nadie conoce sus nombres.
-¿Siempre te sentiste cómoda modelando ropa tan sexy?
-Si, aunque una vez me pidieron que apareciera en un G-string en la pasarela y eso no me agrado. Cuando estoy haciendo fotos no tengo problemas. Vengo de Brasil, asi que estoy acostumbrada a usar bikinis pequeños aunque mi cuerpo no es típicamente brasilero.
-¿Qué quieres decir con eso?
-No tengo el perfecto trasero, pero aun asi uso bikinis minúsculos. En fotos no tengo problemas, mientras sean hechas con elegancia y buen gusto, No aceptaría algo vulgar.
-Perdón por la pregunta cliché, pero ¿cómo te mantienes en forma? ¿Dietas?  ¿Ejercicio?
-Odio hacer ejercicio, pero entreno para los shows. Trabajo con un entrenador brasilero que se hace sudar, quedo muy adolorida después de sus sesiones.  Ahora, al menos una vez a la semana, hago yoga y pilates, que me encanta. Y además adoro surfear, asi que lo hago muy a menudo.
-¿Cuál es tu lugar de surf favorito?
-Bali, porque ahí las olas son fantásticas. también me gusta Waikiki y Los Cabos, en México.
-¿Qué haces cuando no estas trabajando?
-Descanso en mi casa, llevo a mi hija al parque, voy a la playa, salgo con amigos…Me gusta estar en familia.
-Si uno busca tu nombre en Google, se entera de hasta donde comiste la noche anterior. ¿Te molesta esa celebridad?
-Eso solo sucede en Los Angeles, en Nueva York nadie se preocupa de esas cosas.
-¿Y en Brasil?
-A veces, mas que nada en el verano. Y aunque no es agradable, lo tomo como parte de mi trabajo. A veces estoy con mi hija en brazos, el pelo desordenado, luciendo terrible y me encuentro con un fotógrafo a la entrada de mi casa. No me gusta, por supuesto. Mi novio lo odia, pero ¿qué puedo hacer?. El mundo es así, todos están interesados en los chismes.  Cuando me encuentro con paparazzis en el aeropuerto hable con la gente de seguridad, pero me dicen que no pueden hacer nada al respecto.
-¿Has tenido malas experiencias?
-Si, una vez en Venice Beach. Estaba paseando con una amiga, y un fotógrafo brasilero se acerco y comenzó a tomarnos fotos. No quise hablar con el; no sabia quien era, no tenia idea por que estaba ahí…El se molesto y me dijo si se me había olvidado que era brasilera igual que el, que si no hablaba portugués..Siempre tratan de que te enojes, porque eso crea una mujer foto y vende mas.
-¿Qué hace que las brasileras sean tan exitosas en todo lo que se refiere a moda y belleza?
-Las brasileras somos mujeres mujeres felices y relajadas, disfrutamos mucho la vida, y eso nos hace ser sexy y atractivas. Tenemos una dieta muy natural con jugos, frutas, verduras, pescados frescos…Creo que ese es el secreto.
-también parecen sentirse muy cómodas en su propio cuerpo. ¿Siempre fue así en tu caso?
-Mi trasero fue siempre pequeño, ¿pero que le iba a hacer? Las brasileras se sienten cómodas y seguras de si mismas sin importar el cuerpo que tengan. En Río ves muchas mujeres que son mas bien grandes y usan bikinis sin problemas. Y a los hombres brasileros les gustan mas redonditas. Sentirse insegura del cuerpo es mas bien un síndrome americano que no entiendo.
-¿Sonaste alguna vez con el éxito que hoy tienes?
-Una nunca sabe que sucederá en el futuro. Lo único que tenia claro era que quería ser una de esas chicas que aparecen en las revistas, y aquí estoy.
-¿Cómo ves tu vida en el futuro?
-Quiero tener mas hijos y disfrutar mas tiempo con mi familia, eso es seguro. Pero la vida cambia todo el tiempo y es difícil planear el futuro. Cada vez que planeo hacia delante, algo sucede. Una debe aprender a seguir la corriente de la vida. Hace dos años jamás habría pensado que iba a tener una hija, pero ahora la tengo y estoy feliz. Los planes nunca resultan.

2009

Advertisements